Exposición taurina "Entre el miedo y algodones"

Plaza de las Ventas - Sala Antonio Bienvenida

Antonio Bienvenida, Miguel Báez, "Litri", Victoriano Valencia, Francisco Rivera, Paquirri, nombres que han llenado páginas de la historia del toreo, pero también padres que reciben ahora el homenaje de sus hijos en la muestra "Entre miedo y algodones", que puede visitarse en la plaza de Las Ventas.
En ella, numerosos hijos de toreros han querido rendir un tributo a sus padres, para demostrar a la sociedad su devoción hacia un maestro en todos los órdenes, pues al igual que sientan cátedra en un ruedo, son capaces de inculcar unos valores fundamentales en la vida como el amor, la educación y el respeto.
Se trata de una muestra en la que, por primera vez, se rompe la barrera de la intimidad del torero para mostrar objetos, recuerdos, instantáneas únicas que forman parte de un legado con un incalculable valor sentimental.
Lo más representativo de la exposición son las fotografías, una cantidad de imágenes entrañables de toreros de ayer y hoy, que adornan una sala cultural "Antonio Bienvenida" de Las Ventas en la que se respira una acogedora familiaridad, además de una notable torería por los momentos tan especiales que ellas se recogen.
El maestro Antonio Bienvenida aparece fotografiado junto a sus hijos Ángel Luis, Antonio, Paloma y María Luisa en estampas hogareñas en su domicilio de Madrid o dentro de una plaza de toros.
Una imagen muy bonita es la de Miguel Báez Spuny "Litri" toreando en el campo junto a su hijo, también matador de toros, Miguel Báez Spínola, cuando este tenía diez años.
Santiago Martín "El Viti" también es protagonista de instantáneas de gran componente emotivo junto a sus progenitores, especialmente una en la que aparece una foto de familia recibiendo al maestro salmantino en el aeropuerto de Barajas tras una larga temporada americana.
Victoriano Valencia, suegro de Enrique Ponce, aparece reflejado en una escena campera junto a su hija Paloma de las Cuevas, u otra más bella, con su otra hija Verónica envuelta en un capote de paseo antes de ser bautizada.
Emotiva también la fotografía en la que el hijo de Andrés Hernando le corta la coleta a su padre en la tarde de su retirada en 1974 en Segovia.
El manchego Dámaso González, el rey del temple, es uno de los grandes protagonistas de la muestra, ya que su hija, Sonia, ha sido la encargada de llevar a cabo este homenaje, en el que aparece captado junto a ella y a Dámaso, que también es torero en activo, en el marco de "su" plaza de Albacete.
Preciosas imágenes también las del malogrado "Paquirri" junto a Francisco y Cayetano siendo muy niños en una plaza de tientas, o junto a su suegro, Antonio Ordóñez; o las de Manzanares con sus tres hijos, dos de ellos profesionales del toreo -José María, a pie, y Manolo, a caballo, y "Niño de la Capea" con "Perico" y Verónica.
El elenco de fotografías se completa con de Curro Vázquez, Antonio José Galán y "El Fundi" con sus respectivos hijos en escenas también en la que se combina toreo y familia.
Pero no sólo de fotos va el homenaje, pues, mención aparte merecen los recuerdos y objetos con notable carga sentimental.
Un estuche con las medallas que llevaba Victoriano Valencia cuando toreaba, trofeos como el del mérito del trabajo a Antonio Bienvenida, el de triunfador de San Fermín de Antonio José Galán o "la Puerta Grande" de Madrid de Curro Vázquez, o el añadido que cortó José María Manzanares, hijo, a su padre en su última tarde en activo en 2006 en Sevilla.
Y como no, los trajes de luces y avíos de torear: el vestido de la despedida del "Litri", el de alternativa de Dámaso González, el primer traje del "Niño de la Capea" o el de la última tarde de "El Fundi", acompañan a capotes de paseo, monteras, manoletinas y esportones del "Viti", Manzanares, Esplá, "Paquirri" y Manzanares.
Fuente: EFE